Entradas

TRINCHERAS DE CARMÍN - CAPÍTULO V DE V (ÚLTIMO)

CAPÍTULO V – La huérfana
A principios de octubre del año pasado, Lilou había malparido casi a término del embarazo. Ella temía que cuando el major Schröder se enterase, se enfurecería y la dejaría tirada como una perra. La esposa de Schröder, la legítima, que residía en Berlín, era estéril, y el oficial alemán ansiaba ser padre. Así que Lilou mandó a Clementine a la inclusa de Nantes a comprar un bebé, antes de que Schröder regresara de París.
     —Señora, yo fui a la inclusa, de veras, pero no había recién nacidos. Las monjas me dijeron que fuese al hospital de la Visitación y preguntara por sor Bernardette —le contestó con un hilo de voz la cocinera—. Ella me entregó la niña.
     —Mi hija… —pronunció las palabras con asco—. ¿Es la hija de Janine? ¡Contéstame! —le gritó a Brigitte sacudiéndola otra vez.
     La joven lo negó incesantemente con la cabeza. Con ese movimiento, las orejas de Brigitte quedaron a la vista de Lilou.
      —Ya no hace falta…, idiota, te has descubierto tú sol…

TRINCHERAS DE CARMÍN - CAPÍTULO IV DE V

TRINCHERAS DE CARMÍN - CAPÍTULO III DE V

TRINCHERAS DE CARMÍN - CAPÍTULO II de V

TRINCHERAS DE CARMÍN - Capítulo I de V

DEBAJO DEL BRÓCOLI

CORRECCIONES

POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS

CONFIDENCIAS DE UN GARABATO

LO QUE SE TERCIE

¡MARCHANDO CUARTO Y MITAD DE GERUNDIO!

CUENTOS DEL INVENTOR DE RESPUESTAS

LALARALARITA BARRO MI CASITA

TINIEBLAS DE ARENA

LA NOCHE DE LOS RENGLONES TORCIDOS

LA ÚLTIMA ESTROFA