PESADILLAS DE UN ESCRITOR NOVEL

BOOM



El imperativo, ese modo verbal tan inflamable, precisa una cuidadosa manipulación para que no estalle. También, si se mezcla según con qué o con quién, explosionará.
  • 1.       Según con qué:
No entrad”. Boom, boom. Error, error.

Para las órdenes o sugerencias negativas se debe usar  el infinitivo “no entrar”, si dicha orden o sugerencia son de carácter general; o las formas del subjuntivo “no entres (tú), no entre (usted), no entremos, no entréis (vosotros), no entren (ustedes)”, si van dirigidas a alguien específicamente,
  • 2.       Según con quién:

“¡Ustedes! Venid para acá”, “¡Vosotros! Vengan para acá”. Boom, boom. Error, error.
Puedo dudar si tutear o no a un colectivo (allá cada uno con sus costumbres, convenciones sociales o lo que le dé la gana…), pero si voy a ordenarles algo, entonces debo tener claro que cada oveja con su pareja: “¡Ustedes! Vengan para acá”, “¡Vosotros! Venid para acá”.

Por favor, pinchad en g+ (o comentad).
Por favor, pinchen en g+ (o comenten).


Hasta la próxima pesadilla.